De la Consciencia Mental a la Espiritual

«Todos vivimos en el plano mental, porque es ahí donde nuestra consciencia tiene su hogar en el estado evolutivo en que nos encontramos. No podemos hablar en nombre de nuestro sistema inmunológico, porque ninguno de nosotros puede posiblemente comprender la sofisticación de su funcionamiento, así como tampoco disponemos de ninguna conexión consciente con el sistema neuronal que gobierna nuestro sistema emocional, que es tan complejo que hasta los propios científicos están asombrados ante los retos que representa para su entendimiento. Nuestra consciencia humana vive alojada en el plano mental. Antes de que dispusiéramos de la capacidad de articular el sonido, en los primeros estadios de desarrollo de nuestra especie, vivíamos en el más puro plano esplénico, de manera que vivíamos vibrando en el ‘Ahora’, del mismo modo en que se lo vemos hacer a nuestros perros y gatos. Ahora vivimos en pleno apogeo de nuestro desarrollo en este nivel mental.

Hay algo que es preciso reconocer: nos encontramos en los últimos 300 o 400 años de desarrollo mental, un proceso que está prácticamente concluido llegados a este punto. La mente solamente puede reposar en paz cuando reconoce su propia naturaleza, y se le permite constatar una y otra vez por sí misma la verdad confirmada de ese reconocimiento. Ese es el motivo de que el Sistema de Diseño Humano sea mental, y se transmita a través de la mente! No es espiritual, ni es una forma de terapia, ni nada semejante: el Diseño Humano es un sistema mental para definir de manera concluyente la relación que necesitamos mantener con la mente racional, y podamos avanzar hacia el espíritu. Porque no podremos llegar hasta el espíritu a menos que hayamos acabado con esta cuestión mental. Esto significa que tenemos que llegar a comprender nuestra naturaleza, y luego experimentar en nuestras propias vidas con ese entendimiento para reconocer su verdad intrínseca. Esto no trata de absorber algo mentalmente y ya está, como cuando lees un buen libro de un buen profesor o de un filósofo. Estos son conocimientos que tienen aplicaciones prácticas, y que puedes utilizar en tu modo de vivir tu vida cotidiana.

En el momento en que comprendes la esencia de tu diseño individual y comienzas tu proceso de vivir en concordancia con ella, para cuando hayas completado el ciclo de-condicionante de 7 años, en el que encuentras confirmación absoluta de las premisas mecánicas de tu diseño, habrás dejado tras de ti el poder de distorsión que tu mente racional todavía tiene. Pero ya no importará, porque ya no ocupará ningún espacio real en tu vida, porque ya no tiene ningún poder sobre ti. De lo contrario, no deja de torturarte sin parar hasta el momento mismo de la muerte. Una vez que conoces tu fórmula, te puedes liberar a ti mismo de las garras de tu propia mente, y entonces podrás tratar directamente con tu espíritu.

1998, Ra Uru Hu

Newsletter

Recibe las últimas novedades

Quiero suscribirme