EL CICLO SOLAR Y EL AÑO NUEVO DEL RAVE

damagingly La historia está llena de calendarios. De hecho, la historia está enraizada en todo tipo de calendarios. El calendario gregoriano, que es seguido por la mayor parte del mundo occidental, así como por el mundo corporativo, tiene como fecha para el Año Nuevo el 31 de diciembre. Desde el momento en que recibí estos conocimientos, comencé un muy largo proceso en el que intenté transmitir a tantas personas como podía el entendimiento de que, si bien el 31 de diciembre marca el final de una secuencia en el calendario, no es en absoluto el final del ciclo solar.

Gimbi Al fin y al cabo, somos un planeta que depende totalmente de la gracia del Sol para existir. Orbitamos alrededor de ese Sol, y nuestras vidas transcurren dentro de un campo que está condicionado por su calor y su luz. Cuando examinamos el modo en que el Sol opera en su movimiento alrededor del Mandala del Rave, uno de los misterios, que es también una de sus facetas más bellas, es la correlación de la rueda con el I-Ching, dada la relación tan profunda que existe entre el I-Ching y las matemáticas (64 x 6) de lo que llamamos genética.

Jerez de García Salinas Fundamentalmente, el inicio del nuevo ciclo solar, al que llamamos Año Nuevo del Rave, queda señalado cuando el Sol penetra en el ámbito de la puerta 41 (alrededor del 22 de enero). La puerta 41 tiene una función absolutamente extraordinaria en el contexto de la genética, porque es el único codón iniciador del que disponemos. Si pensamos en la genética como un lenguaje escrito en forma de alfabeto, entonces todas y cada una de las frases genéticas comenzarían con la letra mayúscula que sólo la puerta 41 es capaz de crear. Este es el mecanismo que lo comienza todo.

http://clementrideaudecor.com/?kawalotvmore=site-de-rencontres-reunion&793=06 Si contemplamos la puerta 41 en el contexto del cuerpo gráfico del Rave, enseguida se reconoce el propósito tan esencial que le es intrínseco. El Canal de Reconocimiento, que va de la puerta 41 a la 30, conduce y desemboca en el 35/36, que es el Canal de Transitoriedad, y ambos canales forman juntos una corriente llamada el ‘Camino de la Experiencia Humana’. Cada mes de enero, en el instante en que el Sol penetra en la puerta 41, la humanidad comienza un nuevo ciclo de experiencia en el plano mundano.

Durante mucho tiempo ha existido un movimiento en la cultura pop que buscaba la disolución de las resoluciones que solemos hacer ante la llegada del año nuevo, debido al impacto que ese fenómeno tiene sobre la psique de la gente. Lo que os voy a mostrar aquí son los diferentes estadios que nos llevan hasta el comienzo del verdadero ‘Año Nuevo’. Dicho de otro modo, os mostraré el modo natural de completar el ciclo solar, y comienza con el Sol posicionado en la puerta 38, el hexagrama llamado ‘La Oposición’.

Fase 1: Sol entra en la puerta 38

(Este año el 31 de diciembre de 2019)

En nuestro calendario gregoriano, el año nuevo comienza cuando el Sol está en la puerta 38. La polaridad de la puerta 38 es la puerta 39, llamada ‘El Impedimento’, que procesa una energía que es portadora de una cualidad profundamente provocativa. Se trata de una energía capaz de crear dilemas y situaciones inusitadas, no de una energía cuyo propósito sea completar nada.

Enseguida te das cuenta cuando se completa el ciclo porque la última puerta que transita el Sol antes de entrar en la 41 es la puerta 60, llamada ‘La Limitación’. Es ahí cuando completa su ciclo, y ese es el momento que marca el fin del ciclo solar cada año, y no mientras se encuentra en la puerta 38, que es se señala el año nuevo en nuestro calendario.

Tensión. Esta es la cualidad más destacable del 31 de diciembre, porque la polaridad de las puertas 38 y 39 forman uno de los dos ejes de la llamada Cruz de Angulo Derecho de la Tensión. Lo que estamos procesando durante la llamada ‘Nochevieja’, y lo que emitimos es más tensión que ninguna otra cosa.

Fase 2: El Sol entra en la puerta 54

(Este año el 6 de enero de 2020)

Esta fase comienza con la puerta 54, llamada ‘La Muchacha Que Se Casa’, que es la puerta de la ambición. Al llegar a la cuarta línea de la puerta 54 nos encontramos con la más profundamente mística de todas las líneas del I-Ching: Iluminación / Oscurecimiento. El momento en que el Sol penetra en la puerta 54 comenzamos una fase en la que tenemos que prestar atención, y hacerlo con mucha claridad.

Durante su tránsito por la puerta 38 el programa nos confronta con el dilema de haber encontrado, o no, un propósito en la vida, y no tanto en la vida como un todo sino durante el ciclo previo que está a punto de concluir. La energía que se desprende del programa durante la Nochevieja no trata realmente de la celebración ni de mirar adelante hacia el futuro, sino que trata más bien de mirar atrás y de ver lo que pasó. ¿Funcionaron las cosas como esperábamos? ¿Has encontrado o realizado tu propósito durante el ciclo que termina? ¿Has encontrado tu espíritu? La polaridad de las puertas 38 y 39 es el comienzo del cierre del ciclo que está en marcha, y cuando el Sol penetra en su campo es cuando nuestro espíritu echa la vista atrás para evaluar el grado de potenciación que experimenta en su sentido del propósito en la vida. ¿Ha sido este un ciclo con el que nos sintamos satisfechos?

Después el Sol penetra en la puerta 54, que tiene la puerta 53 como polaridad. La ambición natural que emana de la puerta 54 es un combustible para la transformación, que alimenta nuestra capacidad de volver a lanzar la mirada hacia adelante. ¿Quiénes son mis mejores aliados? ¿Quiénes fueron los seres humanos con los que me resulta más fácil trabajar, confiar y delegar? Es un elemento clave si la ambición y la transformación han de desembocar en éxito, y su polaridad es la puerta 53, llamada ‘El Desarrollo’, que trata de la capacidad de iniciar un ciclo nuevo de maduración. Este es el modo en que el ciclo se desarrolla naturalmente.

Fase 3: El Sol entra en la puerta 61

(Este año el 11 de enero de 2020)

Después de haber mirado atrás para ver si tu espíritu ha podido realizar su propósito, y después de haber examinado las fuerzas humanas que te rodeaban para distinguir las que han estado a tu disposición de las que no lo estaban, el Sol penetra en la puerta 61, llamada ‘La Verdad Interior’, que tiene como polaridad la puerta 62, llamada ‘La Preponderancia de lo Pequeño’ (los hechos, por favor, sólo los hechos), y es al llegar aquí donde podemos realizar el trabajo de base para un nuevo comienzo.
Este es el momento de mirar dentro de uno mismo (a través de la puerta 61) para encontrar la inspiración que la vida tiene para cada uno de nosotros: basada en hechos, basada en lo que es posible, basada en el poder de tu propia autoridad para realizar lo que es tu potencial. (Luego sólo queda llegar hasta la puerta 60, que es cuando te despreocupas de todo, pero ya llegaremos allí).

La semana en que el Sol y la Tierra transitan las puertas 61 y 62 es una semana para pensar. Tenemos tanta prisa por avanzar que no nos tomamos el tiempo necesario para hacer una evaluación objetiva de nuestra ‘realidad’ individual. Esta semana es el momento más oportuno para la evaluación. Si no has podido evaluar la realización de tu espíritu y de su propósito, si no has mirado atrás para ver cuáles son las fuerzas que estuvieron a tu disposición y cuáles no, entonces es hora de hacerlo para que puedas poner las cosas en perspectiva y darte a ti mismo lo que necesitas.

Fase 4: El Sol entra en la puerta 60

(Este año el 17 de enero de 2020)

Ahora pasamos a la puerta 60, llamada ‘La Limitación’. Aquí se trata de aceptar las cosas como son y dejar que ocurra lo que tenga que ocurrir. Se trata de soltarse, siempre se trata de soltarse. Tengo para mí que esta es una de las cosas más difíciles de realizar para los seres humanos que intentan vivir sus vidas siendo lo que son, desprendiéndose del juego de seducción con el que la mente les está confrontando a todas horas. Les cuesta desprenderse de esa sensación de inseguridad permanente que les arrastra a querer ocuparse ellos mismos de todo, cuando en realidad eso es algo que acaba desbordándoles porque simplemente sobrepasa su capacidad.

Lo pacíficamente bello que es saber descansar dentro de uno mismo, y de encontrar la verdad en el propio fuero interno. Para alcanzar este lugar es preciso dejar atrás el pasado y soltarse de él por completo. No es solamente una cuestión de abandonar las cosas que no funcionaron, sino que se trata de la disposición a dar un paso adelante hacia un nuevo ciclo de experiencia que arranca cuando el Sol penetra en la puerta 41, y todo recto a partir de ahí.

La limitación es algo extraordinario porque gira enteramente en torno a la trascendencia. En el momento en que aceptas cualquier limitación, esta deja de existir. Todo esto trata de la mente, y del modo en que la mente distorsiona las cosas, haciendo que te sientas incómodo en tu vida. Sin embargo, si eres capaz de aceptar la limitación intrínseca de tu ser, tal y como eres en este momento, entonces vivir tu vida siendo quien eres es una cosa bella.

Que tengáis un gran año nuevo!

Ra Uru Hu es el fundador y mensajero del Sistema de Diseño Humano. Ra dedicó 25 años de su vida al desarrollo y a la enseñanza del sistema alrededor del mundo hasta su fallecimiento en marzo de 2011.

Traducido del inglés original por Alokanand Diaz

NEWSLETTER Recibe las últimas novedades