La Ilusión se mueve desde la base hacia arriba

Traducida en simultáneo por Nadia Soso

Todos formamos parte de una especie que está profundamente dirigida por el programa hacia la búsqueda de modos en los que poder controlar los miedos y determinar la acción correcta utilizando la mente racional de un modo exclusivamente estratégico, lo cual es algo que muchas veces nos gusta olvidar y que es responsable de la distorsión en el espíritu materialista de las civilizaciones humanas.

48,00$

Traducida en simultáneo por Nadia Soso

Todos formamos parte de una especie que está profundamente dirigida por el programa hacia la búsqueda de modos en los que poder controlar los miedos y determinar la acción correcta utilizando la mente racional de un modo exclusivamente estratégico, lo cual es algo que muchas veces nos gusta olvidar y que es responsable de la distorsión en el espíritu materialista de las civilizaciones humanas. Cuando se trata de establecer diferencias, colectivamente nunca hemos nunca hemos logrado ir más allá de las diferencias materiales, las que siempre tienen sus raíces en el estatus social. Cómo cada uno de nosotros experimenta y lidia individualmente con el hecho de “ser llevado” en nuestra consciencia humana es la única diferencia que verdaderamente podemos marcar. Para tomar conciencia de las fuerzas que hacen que los seres humanos sigan apegados y se identifiquen con lo que no son ¬-principal fuente de sufrimiento¬- uno tiene que conectar con la consciencia del pasajero, que es el único lugar donde el comportamiento de la mente puede ser observado por dentro. Esta fuerza se llama Transferencia y su impulso más básico es armonizar con las fuerzas del entorno (padres, familia, etc.) desde el momento en que llegamos al mundo.

Es natural caer en transferencia durante los primeros tiempos, porque en los primeros siete años de vida ninguno de nosotros ha crecido lo suficiente o está suficientemente preparado para definir su propio ser y unicidad. Es durante este tiempo que desarrollamos “actitudes” que están diseñadas para evitar el castigo y sentirnos amados por aquellos de quienes depende nuestro bienestar.

Paradójicamente, cuando nuestra mente del No Ser nos lleva a la transferencia motivacional, pareciera ser que nos sentimos “más seguros” en nuestra realidad mundana porque la mente tiene una relativa sensación de estar al mando dentro de su habitual “zona de confort”, donde el sufrimiento y los problemas materiales son sencillamente normales y donde todo el mundo está intentando “estar mejor” y ser mejores que ellos mismos. Sin embargo, cuando la mente controladora se rinde y te conviertes en un pasajero de tu propia forma, sencillamente permites que la vida te lleve hacia adelante sin hacer planes previos diseñados para reinventarte.

Cuando tomas conciencia de tu propio rol y la determinación que impulsa tu naturaleza, te das cuenta de que hay mucho más para tu ser que la memoria y la trayectoria homogeneizadas; también está la cognición. La transferencia motivacional es la fuente de la homogeneización y la distorsión de la conciencia humana, porque nos desconecta de nuestras raíces cognitivas internas y nos lleva a identificarnos con ser lo que no somos.

En esta conferencia voy a llevar a los participantes por debajo de la superficie de las características humanas y los introduciré a las mecánicas del Maya y cómo impactan en nuestra consciencia momento a momento, pondré el énfasis en la importancia de la infraestructura de las cadenas cognitivas de cualquier línea (Base, Tono y Color) como ingrediente principal en el proceso de diferenciación individual.

Contenido del producto: 3 h en audio & screencast + ilustraciones
Tipo de producto

Descargable

Formáto

Screencast, Audio